1+1 =¡4!

Las cuentas no cuadran, claramente; y los tiempos tampoco. Hace cuatro meses iniciamos este capricho que se ha vuelto más serio pero que lamentablemente no ha podido contar con la regularidad deseada. Debo disculparme por la tardanza al publicar esta nota y tener tan abandonado este blog, pero las ocupaciones así lo han impuesto y…