Francia, entre vino y pedal – II

Continúo con nuestro vistazo al vino francés en estas cortas notas en las que trato de abarcar el amplio espectro de la vinicultura francesa del modo más sencillo posible. Y es que prácticamente en todo el territorio francés se produce vino, incluyendo la isla de Córcega, y excluyendo quizás los Departamentos de Ultramar (como Guayana); por lo que no debemos complicarnos más de lo necesario al enfrentarnos a una botella procedente del país de Le Tour.

Sobre las categorías:

Respecto a este tema por hoy solo referenciaremos que se puede topar el consumidor con vinos de mesa, vinos varietales y con las correspondientes AOC.

Vin de table 1Los vinos de mesa son obvio, los más sencillos: sus etiquetas son simples dado su contenido y en ellas suele resaltar la marca por encima de cualquier otro elemento. Por supuesto no indican qué uva contienen puesto que pueden provenir de cualquier tipo de combinación, por reglamentación tan solo se les exige una graduación mínima de alcohol de 8.5% (puede exigirse el 9% en ciertas regiones) y son fabricados con mezclas de uvas sin origen definido. Esto es tanto así que recientemente la representante de un grupo francés nos ha aclarado recientemente que la indicación “product du France” tan solo establece que el vino fue fermentado o embotellado en Francia, no necesariamente que la uva sea francesa; por lo que algunos productores pueden aprovechar para mezclar otros orígenes en su producto. Vino de mesaPor supuesto es algo con lo que habrá que tener cuidado.  Es el vino que menor porcentaje de la producción total representa pues no alcanza ni el cuarto del total según algunos datos.  (Nota: en imágenes se pueden observar típicas etiquetas de vinos de mesa franceses, en la segunda se puede leer que se trata de una mezcla de vinos de distintos países de la Comunidad Europea; el costo de este último ronda los dos euros).

JP-ChenetTambién se tienen “Vins de Pays” (vinos del país o de la región, también llamados varietales) los cuales se caracterizan por ser mayoritariamente de una misma cepa (casi siempre 85% mínimo), provenir de una sola región, fabricarse con rendimientos limitados y estar sometidos a una regulación de vinos del país. En general tienen la potestad de inscribir en la etiqueta el tipo de cepa predominante (por lo que aquí les llamamos varietales), pero además deben contar con la indicación de la región de procedencia (de la región), lo cual ya es una garantía de calidad. Este tipo de vinos constituye cerca de la mitad de la producción francesa. (Nota: en imagen un típico vino del país que se encuentra en el mercado colombiano; se nota el año, marca, cepas y la denominación Pays d’Oc).

Grand Cru BorgoñaYa en el máximo nivel se encuentran los vinos registrados bajo la estampa de AOC los cuales deben cumplir estrictamente con la regulación particular de denominación. Es aquí donde se dividen las regiones vinícolas en denominaciones muy marcadas y la especificidad aumenta. Entre los vinos de este tipo pueden encontrarse subcategorías como Cru, Premier Cru o Grand Cru; determinadas por cada consejo regulador según su calidad. Incluso puede toparse el consumidor con la denominación “Cru Classé” adicional a lo anterior; en fin, todo un entramado que constituye lo que los franceses denominaban «vinos delimitados de calidad superior» (VDQS, ahora vinos de calidad producidos en una región determinada -VQPRD-). Por ello en estas cuestiones no ahondaré por hoy para no extendernos y esperamos ir descubriéndolas a medida que la carrera que nos convoca avance. (Nota: la imagen nos muestra un Grands-Echezeaux Grand Cru de Côte de Nuits en la Borgoña; su precio supera fácilmente los €110 en una tienda francesa).

Finalmente he de indicar que también puede figurar en la etiqueta el término “Château du…” que debería significar “castillo de…” pero que en realidad hace referencia a que el vino proviene de un solo viñedo generalmente de propiedad cooperativa. Mientras que la inscripción “Mis en boteilles au château” nos informa que el vino ha sido embotellado en el viñedo mismo.

Esperamos encontrarnos pronto para disfrutar de ambas cosas a ritmo de #VinoyPedal.

Nos vemos entre copas,

César Augusto Herrera S.

@RegulusAugustus

Nota: La imagen principal fue tomada de RFI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s